Cuidados del huerto urbano en noviembre y diciembre

Huerto en invierno

Con la llegada del frío el huerto urbano baja mucho la actividad, pero no se detiene. En noviembre y diciembre hay que seguir dándole mucho cariño y atención, e incluso centrarse más en tareas de mantenimiento, protección de los cultivos y planificación.

Pero, aun así, otoño es el momento perfecto para preparar el huerto de invierno. Sí, ¡se puede tener huerto todo el año! Así que si no has empezado con las siembras, es hora de ponerte manos a la obra para conseguir cantidad de verduras y hortalizas riquísimas, y que además, tendrán mejor sabor que si fuesen cultivadas en otra época del año.

Puedes sembrar col, coliflor, brócoli, rábano, rabanillo, lechuga, escarola, alcachofa, cebolla y haba. Estos cultivos son resistentes cuando ya están crecidos y bien asentados al terreno, por ese motivo es clave preparar ya tu huerto de invierno si tu zona es especialmente fría y tiene heladas. Si crees que no les dará tiempo a establecerse bien antes de que estas lleguen, empieza directamente con plantel.

Si te animas, recuerda tener a mano lo siguiente:

  • Fertilizante que libere nutrientes poco a poco: con NPK equilibrado y muy rico en materia orgánica.
  • Pulverizador de piretrinas de origen natural:sobre todo en las crucíferas mencionadas, ya que suelen sufrir ataques.
  • Tierra de diatomeas: para combatir toda clase de insectos, ya que además de ser un insecticida ecológico muy eficaz e inocuo para personas y animales, es biodegradable y no deja residuos tóxicos.

 También son dos meses estupendos para para trabajar en el huerto aromático y medicinal, ya que permitirá valerte de los principios activos de la naturaleza en tu beneficio. Podrás cultivar en pequeñas macetas y utilizar sus bondades naturales con infusiones. Para ello puedes trasplantar por esquejes varias plantas como el romero, la marialuisa o la salvia; y por división de mata puedes plantar la melisa o el tomillo.

Además, una vez al mes puedes darles un mimo extra con nuestro fertilizante para plantas medicinales y aromáticas, enriquecido con extracto de algas procedente de Ascophyllum nodosum, con cualidades bioestimulantes que inducen la formación de las substancias medicinales y aromáticas que sintetizan las propias plantas de forma natural.

Otro aspecto no menos importante, es que hay que estar alerta porque en este tiempo también es necesario disminuir la frecuencia de riego y proteger del frío y las heladas algunas plantas y siembras directas. Bien sea con acolchados, aplicando capas de compost, utilizando mantas térmicas o colocar las macetas en el interior de casa.

¿Tienes planeado un huerto para este otoño-invierno? ¡Si tienes alguna duda de cómo hacerlo escríbenos y te ayudamos en el proceso!

¿Te ha venido bien este artículo? ¡Compártelo en las redes sociales para que más personas puedan conocer sus beneficios!

Compartir este artículo

También te podría interesar...